miércoles, 8 de junio de 2011

"El ángel del Diablo" - Naru (2ª parte)

EL ÁNGEL DEL DIABLO - Parte 2 (Texto protegido por Save Creative)
-         “Todo… sobre la… magia… negra” – terminó leyendo, en voz alta y con dificultad, a medida que lo iba traduciendo.

Lo abrió cuidadosamente y, en el mismo instante en que lo hizo, unos peculiares símbolos comenzaron a adornar su piel. Leonor, sorprendida, miró al lobo con cierto temor y vio que las runas que se habían dibujado en su antebrazo tenían la misma forma que la mancha que se hallaba en el costado del animal.

-         “Familia” – leyó rápidamente sin falta de mirar la tablilla que contenía la equivalencia de cada runa.

Se fijó en el libro, que estaba repleto de dichos símbolos, los cuales pudo leer sin problema alguno. La primera página empezaba hablando sobre la historia de la magia negra. Pasó a la siguiente y descubrió un sobrecito que llevaba escrito su nombre. Lo abrió inquieta y comenzó a leer:

>> Para Leonor:

Si estás leyendo esta carta significa que yo ya no estoy contigo. Sé que pensarás que te abandoné por voluntad propia, pero pronto descubrirás que todo tiene una explicación. En primer lugar quiero pedirte que quemes esta carta cuando termines de leerla, pero grábate a fuego lo que te escribo. Empezaré por el principio, cuando  tú todavía no habías nacido.
Yo, cuando tenía tu edad, padecía una enfermedad que, muy lenta y dolorosamente, estaba acabando con mi vida. En un desesperado intento por vivir salí a la calle dispuesta a encontrar a alguien que pudiese curarme pero, en lugar de ello encontré un libro: el libro que ahora tú sostienes en tus manos. En ese momento un cuervo majestuoso apareció y, dejando caer un trocito de papel al suelo, me comunicó a través de éste que era el diablo y que tenía algo que ofrecerme. Él y yo acordamos que, si él me concedía la vida eterna, yo concebiría una niña que, con el tiempo, se convertiría en su mano derecha. Pero para el diablo eso no era suficiente porque, lo que en realidad le importaba, era que el libro fuese escondido en un lugar seguro y que en el momento oportuno llegase a tus manos. Te escribo esto, sin conocimiento suyo, minutos antes de mi transformación, puesto que, una vez más, Lucifer me la ha vuelto a jugar ya que se le “olvidó”  mencionar que pasaría mi vida eterna en el cuerpo de un lobo blanco. Justo como el cuento que te contaba antes de dormir cuando eras niña, ¿lo recuerdas? Aquel que hablaba sobre la verdadera identidad de los lobos blancos de la zona, que en realidad son almas errantes.
Esta carta es importante. Es una carta de advertencia porque eres su elegida. Te verás obligada a luchar, a elegir entre la parte que te une al mal y la que, por el contrario, solo tiene bondad. Sé que elegirás el camino correcto.

Helen, tu madre. <<


2 comentarios:

  1. Me gussta, no me importaria leer el relato de una sola vez, esta interesante y no es muy denso y pesado, por el contrario es ligero y ameno, me gusta la historia xD
    No suelo escribir mucho pero algo que he notado que "faltaba" para que en mi mente fuese apareciendo lo que leia es la descripcion del cuarto de leonor, un poco mas dedescripcion del paisaje, aunque lo de las estrellas y laluna de la primera parte me encanto xD
    Enhorabuena ^_^

    ResponderEliminar
  2. Jaja. Muchas gracias ^^ Sí, falta mucho detalle. Pero sk fue un relato ke me encargaron para el dia del libro y me dijeron ke tenía ke ser corto. Pero normalmente meto mucho detalle. Subiré la tercera parte hoy. Spero k t guste ^^

    ResponderEliminar